ANEST COMPLET PDF.pdf


Aperçu du fichier PDF anest-complet-pdf.pdf - page 5/60

Page 1...3 4 56760



Aperçu texte


El glicoprrolato, a diferencia de los otros dos, no atraviesa la barrera hematoencefálica.
Los anticolinérgicos, se utilizan en anestesia por sus efectos como antisialogogos, se
dantes y amnésicos en combinación con la morfina y por ser vagolíticos (previenen la posible
bradicardia refleja de la intubación).
II.

INDUCCIÓN ANESTÉSICA

La inducción de la anestesia es intravenosa en la mayoría de los casos. De ésta forma se
aprovecha la capacidad hipnótica de los agentes anestésicos y además se dispone de un acceso
venoso inmediato si aparecen complicaciones.
Los anestésicos intravenosos son de cómoda y fácil utilización y la inducción anestésica
es rápida. Por el contrario, los anestésicos inhalatorios son lentos en el comienzo de su acción
y en ocasiones resultan desagradables por su irritabilidad sobre las vías respiratorias.Además,
los anestésicos intravenosos se distribuyen rápidamente por todo el organismo, atraviesan la
barrera hematoencefálica y placentaria.
La inducción inhalatoria se usa frecuentemente en personas discapacitadas y en niños ,
para facilitar la canalización intravenosa.
En la fase de inducción, pierden los reflejos de defensa faríngeos y laríngeos y se produce
la apnea. Por éste motivo, con el paciente aún despierto deberá realizarse una buena preoxi
genación con 02 al 100%.
En esta fase se utilizan fármacos hipnóticos, opioides y relajantes musculares. El
efecto depresor de estos fármacos hace necesaria la ventilación asistida (mascarilla o tubo endotraqueal).
III.

MANTENIMIENTO

En el mantenimiento de la anestesia general pueden emplearse fármacos intravenosos o
inhalados.
Durante la intervención quirúrgica, suelen producirse fases con distinta intensidad de do
lor o de estimulación, por lo que la regulación de la profundidad anestésica es fundamental.
Además, es necesario adaptar las dosis de los fármacos anestésicos para evitar la toxicidad pro
ducida por una anestesia demasiado “profunda” y los fenómenos de despertar intraoperatorios
debidos a una anestesia “superficial”.
Los parámetros que utilizamos para conocer el grado de profundidad de la anestesia son:
-

Frecuencia cardíaca.
Presión arterial.
Encefalografía.

13