1540006480656 comentario de antonio zapata.pdf


Aperçu du fichier PDF 1540006480656comentario-de-antonio-zapata.pdf - page 2/45

Page 1 23445



Aperçu texte


defender, desarrollar y construir Bases de Apoyo Revolucionarias como médula del camino
de cercar las ciudades desde el campo.
El quinto capítulo, “UN PANTANO DE SANGRE”, continúa con su “historia general de la
guerra interna” a partir de la asunción de García Pérez y el APRA al gobierno del Estado
peruano, el desarrollo innegable de la guerra popular y la escalada de la guerra
contrasubversiva, el I Congreso del PCP y remata con la discusión sobre el Equilibrio
Estratégico. “EL DESENLACE” es su capítulo final. No prosigue el relato sobre la guerra
interna sino centra en la acción del gobierno de Fujimori, el GEIN, algunos temas aledaños y
la captura de setiembre 1992. Remata con sus “CONCLUSIONES” en tres aspectos: Sobre
Elena Yparraguirre, sobre la dirección del PCP y sobre “las fuerzas del orden y el Estado”.
III.

SOBRE LOS “PROTAGONISTAS”
Plantea 4 “protagonistas”: Sendero Luminoso, Fuerzas Armadas, Policía Nacional y MRTA,
y, en cada uno de ellos, señala a determinadas personas, lo que es arbitrario. ¿Por qué no
considera “protagonistas” al Estado peruano ni a ninguno de sus gobernantes en el proceso de
la guerra interna?, ¿No fue todo el aparato burocrático militar del Estado parte de la guerra
interna?, ¿No son las Fuerzas Armadas la columna vertebral de ese Estado?, ¿No es el Estado
el órgano de dominación de una parte de la población sobre otra, no es la violencia
organizada?, ¿No era el Estado Peruano, antes y en el curso de la guerra una dictadura de
grandes burgueses y terratenientes?
Si bien en el desarrollo del libro trata de la responsabilidad de los gobernantes, el fondo de no
incluirlos en su lista de “protagonistas” es su falsa tesis que no hubo “conducción política de
la guerra” por parte de los presidentes de turno, eximiéndoles, así, de la responsabilidad de su
línea genocida a lo largo de la guerra contrasubversiva.
¿No son los “comandantes supremos de las Fuerzas Armadas”? No recuerda nuestro
historiador, por ejemplo, aquella cínica declaración del presidente Belaúnde saludando el
genocidio de los primeros meses de 1983 como “respuesta gallarda del campesinado
ayacuchano al terrorismo” Pero, lo que es más trascendente, ¿no ha sido el pueblo peruano el
gran protagonista de esta guerra interna? Y se le soslaya precisamente por asumir el
anticientífico “ángulo preciso -las víctimas-”, al margen de las clases y las luchas de clases, y
para negar la realidad de que la guerra popular desde 1980 a 1992 ha sido el más grande
proceso popular revolucionario de nuestra historia, gran epopeya del pueblo peruano.
Agregar una cuestión sobre “Estructura Organizacional De Sendero Luminoso”. El PCP se
ciñe a los principios organizativos del marxismo–leninismo-maoísmo especificados a la
realidad peruana. Obviamente, la estructura del PCP es la plasmación orgánica del
Centralismo Democrático, así, el máximo organismo es el Congreso, que no puede
considerarse “organismo base”. Además tenemos los eventos entre congreso y congreso,
como las conferencias y las reuniones de los aparatos centrales, luego los organismos
intermedios y organizaciones de base: las células.
Partido es el Estado Mayor de las masas, la dirección es el centro del Partido, sin ella no hay
línea ni aplicación de la línea, no hay unidad de comprensión, no hay unidad de política, no
hay unidad de plan, no hay unidad de acción. Clave, por tanto, es dirección; la dirección es la
concreción del centralismo democrático, el Comité Central es el vértice del triángulo y se
centra en quien lo encabeza, así se centraliza, se unifica, así el Partido tiene un centro y el
pueblo un eje. Sin todo esto no hay Partido.

2